Protocolo maltrato escolar

        Nuestro Proyecto Educativo nos llama a formar personas “con un sólido espíritu eucarístico mariano y con una valórica formación académica, comprometida con el evangelio para vivenciarlo y actuar conforme a él con sus valores y con el mundo natural, respetuosos de sí mismos y de los demás, solidarios, justos, responsables y con un claro espíritu de servicio”

Rigiéndonos por este principio señalado en nuestro P.E.I, en nuestras comunidades debe reinar una sana convivencia escolar que es un derecho y un deber de todos los miembros de las Unidades Educativas.